España prepara un centro para controlar la tecnología cerebral (antes de que ella nos controle a nosotros)

España prepara un centro para controlar la tecnología cerebral (antes de que ella nos controle a nosotros)

La evolución de tecnologías capaces de interactuar con el cerebro preocupa a los especialistas. Este tipo de dispositivos han aumentado la capacidad de los médicos para tratar enfermedades como el Párkinson o la depresión profunda, pero son capaces de alterar la personalidad de los pacientes e interpretar un gran número de datos extraídos de su mente. El riesgo, explican investigadores como el prestigioso neurobiólogo Rafael Yuste, es que empresas fuera del ámbito sanitario intenten aprovechar sus posibilidades y los incorporen a la tecnología de consumo.

La empresa Neuralink de Elon Musk o el proyecto AlterEgo del MIT son proyectos que buscan desarrollar interfaces funcionales entre cerebro y máquina. El pasado abril Neuralink mostró a un mono controlando un videojuego a través de un chip implantado en su cabeza. El metaverso y las gafas capaces de leer el movimiento del globo ocular de Meta también anticipan esta evolución. Marcan la llegada de artefactos y sistemas de inteligencia artificial que pueden recoger datos del comportamiento y decisiones de las personas sin la intermediación de una pantalla, directamente de su cuerpo.

De esa preocupación nació el concepto de “neuroderechos”. La privacidad de los datos cerebrales, la garantía de que la tecnología no manipula la independencia en la toma de decisiones o el derecho a que no se recojan y almacenen datos del subconsciente de una persona ya no son términos de ciencia ficción. En septiembre, Chile se convirtió en el primer país en aprobar una ley específica de neuroderechos en la que se recogen estas protecciones, pero no es el único que ha iniciado este camino.

En España los neuroderechos forman parte de la carta de derechos digitales, un documento sin impacto legal pero que el Gobierno se ha comprometido a seguir. “Es un marco de referencia para todos los poderes públicos”, detalló Pedro Sánchez durante su presentación, a la que asistieron la vicepresidenta Nadia Calviño y las ministras de Ciencia y de Justicia. La impulsora del proyecto fue la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA), que adelanta que una de sus primeras aplicaciones prácticas será la creación de “un centro de referencia internacional en neurotecnología”, en el que se investigarán tecnologías de interacción con el cerebro con atención a que no sobrepasen límites éticos.

“El objetivo del centro es crear un ámbito adecuado para descifrar computaciones cerebrales y desarrollar nuevas terapias desde la perspectiva de la ética y el humanismo tecnológico”, explica a elDiario.es Salvador Esteban, director general de Inteligencia Artificial. El “humanismo tecnológico” es uno de los pivotes conceptuales del Gobierno. Lo utiliza para definir un tipo de desarrollo de nuevas tecnologías donde el respeto de los derechos fundamentales es parte intrínseca de su diseño.

El proyecto se denomina SpainNeuroTech y su primera aplicación práctica será la investigación. Entender cómo funciona el cerebro para contrarrestar trastornos neurológicos y psiquiátricos. “Para ello la neurociencia tendrá que crear nuevas tecnologías inexistentes, que permitan crear una interfaz cerebro-máquina, tanto para leer la actividad como para escribir la actividad cerebral”, detalla la SEDIA. Una tecnología así podría ayudar en el tratamiento del Alzheimer, la esclerosis múltiple y otras enfermedades neurológicas y psiquiátricas.

Otra de las patas del proyecto es desarrollar “un ecosistema de innovación y un contexto adecuado para el fomento de startups” centradas neurotecnología e inteligencia artificial, avanza Esteban.

“Debe ser un centro interdisciplinar que dé cabida a científicos, expertos en datos, ingenieros, psicólogos, médicos y emprendedores, expertos en neurotecnología en general que sepan alcanzar sinergias con otras áreas. La cuestión es conseguir el máximo alcance posible aplicando el mayor número de combinaciones que podamos abordar en el ámbito tecnológico, médico y empresarial”, abunda el responsable de IA del Gobierno: “El objetivo macro es ser líderes mundiales en el ámbito de la neurotecnología”.

Las experiencias recopiladas en la investigación sobre cómo funciona el cerebro para el tratamiento de enfermedades pueden tener aplicaciones prácticas fuera de la medicina. Una de ellas mejorar los procesos que utilizan los sistemas de inteligencia artificial para que se parezcan más a él. “Emular el funcionamiento del cerebro va a mejorar mucho los algoritmos de IA. El cerebro es uno de los sistemas más perfectos y complejos que existen, es muy eficiente y tiene un gasto energético mínimo. Copiar todo eso sería el cierre del círculo”, afirma a este medio Laura Flores, subdirectora de Inteligencia Artificial de la SEDIA.

La neurociencia, neurotecnología y los neuroderechos son territorios con prácticamente todo el camino por recorrer. La intersección entre ellas y con el mundo de la empresa aún está inexplorada. El centro que propone el Gobierno sería el primero de su clase, nace sin una referencia internacional previa. “Hemos hecho estudio de todas las iniciativas alrededor de las neurotecnologías que hay en el mundo. La intención en esta proyecto es coger los puntos fuertes de cada una e intentar hacer un centro pionero”, revela Flores en conversación con este medio.

Por ello, el Gobierno ha pedido a los interesados que envíen propuestas sobre cómo debería ser ese centro y los proyectos que podría albergar. “Deben enmarcarse en torno a cinco líneas de trabajo”, especifica la SEDIA: “(1) el fomento de la investigación en el ámbito de la neurotecnología y la inteligencia artificial; (2) la aplicación de los resultados para el beneficio de la sociedad; (3) la transferencia de conocimiento; (4) la generación de talento, atracción de talento internacional y retención de talento extranjero; y (5) la identificación y posterior desarrollo de soluciones para mitigar el impacto ético de las neurotecnologías”.

La Manifestación de Interés estará abierta hasta el 24 de noviembre a las 23:59h a las empresas de cualquier tamaño y centros públicos de toda índole. “No hay límites económicos al importe de la propuesta”, avanza el Gobierno. El presupuesto final de SpainNeuroTech no está definido y dependerá de las propuestas que se reciban, aunque saldrá en su totalidad de los fondos europeos del Plan de Recuperación.

IBM separa su negocio de infraestructuras y crea Kyndryl, el nuevo gigante digital

IBM separa su negocio de infraestructuras y crea Kyndryl, el nuevo gigante digital

Kyndryl ha comenzado a cotizar este jueves en la bolsa de Nueva York como “la mayor startup del mundo”. Su primer día como empresa independiente empieza con 90.000 empleados y 19.000 millones de dólares de facturación anual. Salen de los 78.000 millones que ingresó en 2020 IBM, que ha decidido separar su negocio de gestión de infraestructuras digitales para que escale más allá de la tecnología que diseña su empresa madre.

El nuevo gigante será una de esas empresas poco conocidas para el gran público pero sobre las que se asienta la sociedad digital, con servicios de datos en la nube, digitalización de puestos de trabajo, operaciones con inteligencia artificial y ciberseguridad. Controla 459 centros de datos que sirven a 4.000 clientes internacionales en 60 países. El 50% de las ventas en supermercados o el 49% de las conexiones móviles se realizan por empresas que utilizan sus sistemas informáticos, así como el 61% de la gestión de activos financieros.

Sin la atadura de tener que utilizar la tecnología de IBM, Kyndryl calcula que su mercado se doblará. Su previsión es pasar de un negocio potencial de 240.000 millones de dólares en 2021 a más de 500.000 millones en 2024. “Vamos a trabajar con cada cliente para recomendarle qué proveedor le conviene más. Podrán ser los servicios de IBM, pero también los de las nubes de Google, Amazon o cualquier otra empresa”, ha explicado en rueda de prensa Luis Roca, presidente de Kyndryl Iberia.

Kyndryl espera así revertir la tendencia a la baja de su empresa madre. IBM ha ido perdiendo ingresos cada año desde 2011, cuando tocó techo con 107.000 millones de dólares, con su competencia recortándole cada vez más espacio.

España y Portugal, no obstante, escapan a esa tendencia a la baja. Los dos países conformarán una de las primeras 13 áreas estratégicas de Kyndryl que solo reportarán ante la sede central en Nueva York y la compañía anuncia que ampliará su presencia, realizando un centenar de contrataciones antes de que acabe el año. “España es uno de los mercados más estratégicos y claves en nuestro crecimiento”, declara Roca.

En España unas 250 empresas usan la gestión de infraestructuras digitales de Kyndryl, entre las que se encuentra “el 45% de las empresas del Ibex 35”, revela su presidente, así como instituciones como la Seguridad Social o la Generalitat de Catalunya. La separación no afecta a la construcción de tres nuevos centros de datos en España anunciada por IBM, que seguirán gestionados por esta empresa.

A nivel internacional, Kyndryl no espera cambiar la tendencia a la baja de IBM inmediatamente, pero espera volver a crecer a partir de 2025. Además de aprovechar un mayor mercado potencial, aspira a captar a las empresas que aún no hayan dado el salto a la digitalización. “El entorno tradicional se va a mover hacia el entorno nube y queremos ayudarles a hacer esa transición digital”, ha explicado Roca.

IBM ha repartido la propiedad de Kyndryl entre sus accionistas, a razón de una acción de la nueva compañía por cada cinco acciones de IBM. La distribución permite a IBM retener “temporalmente” un 20% de las acciones de Kyndryl. El mercado no ha reaccionado efusivamente a la escisión, con las acciones de IBM cayendo un 5% en la primera hora de operaciones y las de Kyndryl más de un 1%.

Microsoft también competirá en el metaverso con un servicio de reuniones en realidad virtual

Microsoft también competirá en el metaverso con un servicio de reuniones en realidad virtual

Microsoft también tiene su plan para llevar el “Internet inmersivo” a sus plataformas. Menos de una semana después de que la compañía propietaria de Facebook cambiara su nombre por el de Meta para marcar su apuesta por el metaverso, Microsoft ha anunciado un plan similar para introducir realidad virtual y realidad aumentada en Teams, su servicio de videollamadas. Lo lanzará a partir de 2022, con lo que podría adelantarse a Meta.

Entre otras cosas, los internautas podrán crear sus propios avatares para asistir a reuniones de trabajo y eventos sociales, así como generar espacios virtuales en los que interactuar con otros usuarios teniendo la sensación de estar compartiendo lugar con ellos pero sin moverse de casa, ha informado la multinacional durante la conferencia Microsoft Ignite que se celebra esta semana.

Esta evolución de Microsoft Teams recibe el nombre de Mesh y busca ofrecer una sensación de presencia compartida y real en cualquier tipo de dispositivo. Con esta función, se puede asistir a una reunión sin la necesidad de hacerlo físicamente, esto es, mediante esos avatares personalizados, que la compañía confía en que a la larga estos puedan sustituirse por hologramas mucho más realistas. Al universo virtual en Teams podrá accederse tanto usando unas gafas de realidad virtual como desde el teléfono o la computadora.

“El metaverso permite compartir experiencias en los mundos físico y digital. A medida que las empresas aceleran su transformación digital, el metaverso puede ayudar a las personas a reunirse en un entorno digital, hacer que las reuniones sean más cómodas mediante el uso de avatares y facilitar la colaboración creativa de todo el mundo”, ha afirmado Frank X. Shaw, vicepresidente corporativo de Microsoft Communications.

Además de Mesh, Microsoft también ha anunciado otro nuevo servicio que entronca con la red de mundos virtuales con las que se relaciona al metaverso. Se trata de una evolución de su servicio de inteligencia artificial para recrear en la nube “gemelos digitales” de objetos y espacios físicos. Microsoft lo llama Dynamics 365 Connected Store, y asegura que proporcionará “una nueva perspectiva sobre la forma en que las personas se mueven e interactúan con casi cualquier espacio, desde la tienda minorista hasta la planta de producción, y cómo administran la salud y la seguridad en un entorno de trabajo híbrido”.

El pasado jueves, la empresa propietaria de Facebook, que hasta entonces llevaba el mismo nombre que la red social, cambió su nombre por el de Meta para reflejar el viraje de sus prioridades hacia el metaverso, un mundo de realidad virtual similar al mostrado ahora por Microsoft. La principal diferencia entre los anuncios de Meta y Microsoft es que el del primero tiene un carácter mucho más orientado al ocio (videojuegos o asistencia a eventos como conciertos), mientras que el de Microsoft está más encarado, como la plataforma Teams, al mundo de la empresa.

Quentin Tarantino se apunta a las subastas de NFT con unas escenas inéditas de ‘Pulp Fiction’

Quentin Tarantino se apunta a las subastas de NFT con unas escenas inéditas de 'Pulp Fiction'

El cineasta Quentin Tarantino ha decidido entrar en el nuevo mercado del arte NFT (bienes no intercambiables) con una subasta de siete escenas inéditas rodadas para su película Pulp Fiction, de 1994.

“Estoy muy entusiasmado al presentar a los amantes de Pulp Fiction estas escenas exclusivas”, indicó Tarantino en un comunicado y añadió: “El contenido secreto mismo es único, jamás se ha visto o escuchado antes”.

La oferta incluye guiones originales manuscritos del film protagonizado por Uma Thurman y John Travolta y comentarios exclusivos en audio del propio Tarantino que “revelan secretos acerca de la película y su creador”, según Secret Network.

Los materiales cinematográficos se ofrecen como material no intercambiable o NFT (siglas de non fungible token, fichas no intercambiables) en Open Sea, el mayor mercado mundial de estas transacciones.

Las NFT de Tarantino no solo protegen el contenido hasta ahora no visto de la película, sino también la identidad de quienes adquieran esas escenas.

“Secret Network y las Secret NTF proporcionan todo un nuevo mundo de conexión con los aficionados y los artistas, y estoy emocionado al formar parte de esto”, señaló Tarantino.

Las fichas no fungibles estarán codificadas con la firma del artista para verificar la propiedad y autenticidad, lo cual permite que las versiones originales de contenido popular en internet se vendan como si fuesen piezas de arte.

Tarantino ganó premios Oscar al mejor guión original con Pulp Fiction, en 1994, y por Django desencadenado, estrenada en 2012.

Pulp Fiction es una de las películas más populares de Tarantino y, con un presupuesto de producción de apenas 10 millones de dólares (unos 8,6 millones de euros al cambio actual), tuvo ganancias de 213,9 millones de dólares (cerca de 185 millones de euros).

Después del anuncio de Tarantino, la cotización de SCRT, la ficha de Secret Network, subió un 14 % al valor sin precedentes de 10,02 dólares (8,6 euros) y el volumen diario de transacciones de la cripto moneda aumentó 95 % en veinticuatro horas.

Google Noticias volverá a España a comienzos de 2022

Google Noticias volverá a España a comienzos de 2022

Hace siete años el servicio Google News desapareció de España a consecuencia del canon AEDE aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy. Este miércoles la multinacional ha anunciado que un nuevo cambio legislativo hace posible su regreso. “En 2014, nos vimos obligados a cerrar Google Noticias en España debido a la legislación local. Hoy podemos anunciar que Google Noticias reabrirá próximamente en nuestro país”, ha informado en un comunicado Fuencisla Clemares, vicepresidenta de Google Iberia.

La multinacional lo había adelantado este martes tras el anuncio de la renovación de la Ley de Propiedad Intelectual para trasponer la directiva europea de copyright en el Consejo de Ministros. No obstante, emplazó a este miércoles para conocer el detalle del texto del Real Decreto-ley. Una vez publicado en el BOE, Google ha confirmado la vuelta de su servicio de agregación de noticias a España, el único país europeo donde estaba desactivado.

“Es una excelente noticia para los lectores españoles”, declara Clemares. “Desde principios del próximo año, Google Noticias ofrecerá enlaces a noticias útiles y relevantes, procedentes de un amplio espectro de fuentes, que ayudarán al público español a encontrar más información sobre noticias de actualidad y a profundizar en las temáticas”.

La salida de Google News de España se produjo tras la negativa de la multinacional a aceptar las condiciones impuestas por el canon AEDE. Este obliga a los medios de comunicación el cobro sus derechos de autor a través de una entidad de gestión, una ‘SGAE de la prensa’ denominada CEDRO. El cobro es irrenunciable y debía ser bajo las tarifas por clic impuestas por CEDRO.

Google adelantó que no negociaría con una entidad de gestión de derechos como CEDRO y pidió que se le permitiera hacerlo individualmente con cada editor. Ante la imposibilidad de hacerlo tras la aprobación del canon AEDE, la multinacional desactivó su servicio en España. Con la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual aprobada en Consejo de Ministros se permite a los editores de prensa negociar con las plataformas digitales individual o colectivamente, lo que hace factible la vuelta de Google Noticias, explica la compañía.

Google adelanta además que está trabajando en la llegada a España de un nuevo servicio informativo, Google News Showcase. A través de él la compañía quiere ofrecer a sus usuarios la posibilidad de acceder a noticias y reportajes que están disponibles para los socios o suscriptores de cada medio, con el objetivo de que conozcan su trabajo y consideren la posibilidad de convertirse en suscriptores. La multinacional ya ha llegado a acuerdos de este tipo en algunos países europeos, gracias a la base que ofrece la directiva de copyright.

El Gobierno traspone la directiva europea de copyright y abre la puerta a la vuelta de Google News

El Gobierno traspone la directiva europea de copyright y abre la puerta a la vuelta de Google News

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un Real Decreto-ley para adaptar la legislación española a la Directiva europea de copyright de 2019, un mandato en el que Ejecutivo iba a contrarreloj tras la finalización del plazo legal el pasado 7 de junio. El texto definitivo aparecerá en los próximos días en el BOE (previsiblemente este miércoles) e incluirá varias modificaciones de la Ley de Propiedad Intelectual, aunque la primera que ha comunicado el Gobierno es el acta de defunción del canon AEDE aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy.

El Ministerio de Cultura ha anunciado que eliminará la obligación de que los medios de comunicación negocien de forma colectiva con las plataformas digitales que utilizan sus contenidos. Este era el asidero que mantenía vivo el canon, ideado en 2014 por el Gobierno del PP y los grandes editores de prensa escrita con el objetivo de cobrar a Google por enlazar noticias, pero que nunca despegó debido a la negativa del buscador a aceptar sus condiciones.

El canon AEDE imponía que los medios cobren sus derechos de autor a través de una entidad de gestión, una ‘SGAE de la prensa’ denominada CEDRO. Con la reforma se dará “la opción y libertad a cada de editor” de gestionar sus derechos de autor, “bien de manera individual, mediante negociación directa con los agregadores digitales de contenido, o bien a través de una entidad de gestión colectiva con carácter voluntario, no obligatorio”, ha informado Cultura en un comunicado.

La imposición de CEDRO como intermediario provocó que Google sacara su servicio News de España, con lo que el canon AEDE fue en la práctica una tasa fallida. Desde 2014 ha recaudado 200.000 euros en total a repartir entre todos los editores. La posibilidad de que los editores lleguen a acuerdos individuales abre la puerta al regreso del Google News.

“Según las informaciones iniciales parecen darse las condiciones idóneas para un potencial lanzamiento de Google Noticias en España. Sin embargo, necesitamos tiempo para analizar en detalle la nueva ley, en breve tomaremos decisiones sobre nuestros próximos pasos”, ha explicado una portavoz de la multinacional en un comunicado enviado a elDiario.es.

Tanto Google como Meta (antes conocida como Facebook) están llegando a acuerdos con editores de prensa europeos para remunerarles por el uso de sus artículos a través de la base que ofrece la directiva. Consultada por este medio, una portavoz de Meta ha afirmado que la multinacional está “revisando el Decreto de hoy y, aunque es prematuro comentar el resultado de esta legislación, seguimos apoyando plenamente los objetivos de la Directiva europea sobre derechos de autor”.

Los medios de comunicación nativos digitales han aplaudido el movimiento del Gobierno, considerándolo “un cambio de enorme relevancia para el futuro del sector editorial y su relación con las plataformas digitales, buscadores y agregadores de contenidos”. “Estamos satisfechos porque los editores de medios de comunicación recuperamos las riendas de la gestión de nuestros derechos, secuestradas hace unos años por una ley que siempre consideramos injusta y lesiva”, ha afirmado Arsenio Escolar, presidente de la patronal CLABE, la mayor por número de grupos empresariales adscritos y cabeceras de diarios y revistas digitales representadas.

La Asociación de Medios de Información (anteriormente conocida como AEDE, cuyas peticiones al Gobierno de Rajoy terminaron dando su extraoficial apellido al canon) ha preferido no hacer declaraciones al no disponer del texto definitivo del Decreto-ley.

La trasposición de la directiva europea se ha retrasado en casi todos los países europeos debido a uno de los aspectos más criticados de la norma, los filtros automáticos de contenido. Se trata de algoritmos cuya misión sería vigilar todo lo que se suba a Internet y bloquear aquello que viole el copyright. El aviso de tecnólogos y expertos es que esa tecnología no está madura como para reconocer usos tolerados por la ley, como la parodia o la crítica.

Solo 4 de los 27 estados miembros lo hicieron dentro de los dos años de plazo que da la UE, forzando a la Comisión Europea a publicar unas “directrices” para aclarar cómo debía de hacerse la adaptación. En España, tras más de un año de consulta pública, el ex ministro de Cultura José Manuel Rodríguez Uribes dejó el cargo sin presentar una propuesta de trasposición.

El comunicado emitido este martes por Cultura no da pistas sobre qué interpretación ha hecho el Gobierno de la directiva europea en lo referente a los filtros de contenido. Las organizaciones de derechos digitales que criticaron la directiva piden esperar al texto definitivo del Real Decreto-Ley y su trascendencia para la legislación española antes de posicionarse. No obstante, han criticado que se utilice esta figura para trasponer la directiva ya que se salta una parte de la negociación parlamentaria y no permite participar a estas organizaciones en el debate.

Realidad Virtual, NFT y teletransporte: las claves del metaverso de Zuckerberg

Realidad Virtual, NFT y teletransporte: las claves del metaverso de Zuckerberg

Las primeras redes sociales ya estaban online cuando Mark Zuckerberg creó Facebook. Su plataforma no fue la primera que evolucionó para centrarse en la publicación de fotos o ubicaciones, tampoco la que empezó a dar un papel central al vídeo, ni la que desarrolló la tecnología de mensajería instantánea que convirtió el teléfono móvil en un aparato indispensable en la sociedad digital. A Zuckerberg no le hizo falta llegar el primero a esos campos para que Facebook los dominara copiando o comprando a rivales como WhatsApp e Instagram.

Mark Zuckerberg tampoco ha inventado el concepto del metaverso, ni las tecnologías en la que supuestamente se basará ese nuevo “Internet inmersivo” que el empresario imagina. Pero igual que cuando decidió virar hacia las fotos y luego hacia el vídeo, Zuckerberg piensa que ahora existe una base tecnológica para que su corporación entre en una nueva etapa, así como una ventana de oportunidad que le permitirá mantener su rol dominante en el universo digital.

La estrategia puede no ser nueva, pero muchos de sus pasos sí deberán serlo. Empezando por la identidad de la compañía, ya que Zuckerberg cree que la marca Facebook no vale para abanderar la nueva etapa. Meta será la nueva cara de la multinacional en lo que se avecina.

También cambiarán los rivales. Los últimos competidores de Facebook fueron TikTok y Twitch. Los de Meta serán los videojuegos y las aplicaciones ‘cripto’. “Ya no somos solo una empresa de redes sociales”, enfatizaba Zuckerberg en la presentación de la nueva identidad de su compañía.

Zuckerberg explica que el metaverso será una red de mundos virtuales “a los que podrás teletransportarte cuando quieras”, a través de “avatares totalmente personalizables” y con “una sensación de presencia” del resto de usuarios mucho mayor que la que se consigue a través de una videollamada. Todas son experiencias que ya pueden disfrutarse en los videojuegos online.

¿Cuál es entonces la propuesta de valor de Meta? “Para liberar el potencial del metaverso, es necesario que haya interoperabilidad”, expuso Zuckerberg. La interoperabilidad es el concepto clave de esta evolución de Internet, tanto en la propuesta de Zuckerberg como en la del resto de empresas que quieren hacerlo realidad.

“Teletransportarse a través del metaverso será como hacer click en un enlace de Internet, un estándar abierto”, continuaba: “Construir un ecosistema, nuevas formas de gobierno. En eso es en lo que nos vamos a centrar de verdad”.

Meta quiere ser el nexo entre los diferentes mundos que ha creado cada videojuego, cada plataforma de streaming y cada red social. Tanto entre ellos como con la realidad física. La base de esa interoperabilidad será la tecnología blockchain de las criptomonedas y los NFT, que permiten certificar identidades y la propiedad de bienes digitales. Hasta ahora se han usado para el arte digital y el coleccionismo, pero pueden marcar la propiedad de cualquier tipo de artefacto.

“Esto va más allá de llevar tu avatar y objetos digitales a distintas apps y experiencias”, expone Zuckerberg. “Querréis aseguraros de que cuando compréis o creéis algo en el metaverso, lo podréis utilizar en muchos contextos y no estaréis limitados a un mundo o plataforma”. “Podréis traer cosas del mundo físico al metaverso, cualquier tipo de objeto que se pueda representar digitalmente: fotos, vídeo, arte, música, películas, libros, juegos, lo que deseéis”. Detrás de eso estará la tecnología NFT, afirma.

En el metaverso de Meta habrá videojuegos, pero el objetivo de Meta es que estos solo sean una parte más de él. Quiere que se use en entornos empresariales, de aprendizaje y espacios de ocio. Esta es la pata tecnológica que no está construida ni se intuye cuándo puede llegar. Zuckerberg adelantó que no será Meta quien lo haga, sino que espera que sean “creadores de contenido y desarrolladores independientes” los que los diseñen. Es otra de las claves: quiere que su metaverso sea “una plataforma”, al igual que Android e iOS son plataformas para los desarrolladores de apps.

Como empresa, Facebook ha tenido que amoldarse a las exigencias de Google y Apple. Zuckerberg quiere cambiar las tornas con el metaverso. “Vivir bajo sus reglas ha cambiado profundamente mi visión de la industria tecnológica”, afirma. “Pero también ha sido aleccionador. No basta con crear productos, también necesitamos desarrollar ecosistemas, una nueva economía”.

La inmensa mayoría de los ingresos de Facebook como corporación han llegado a través de la publicidad segmentada con los datos personales de sus usuarios. Meta podría sumar a esos ingresos las comisiones que Android o iOS cobran a los desarrolladores de aplicaciones por utilizar sus plataformas.

Paralelamente a todo esto, Facebook ha desarrollado su monedero de criptomonedas, ha lanzado unas gafas como las que espera que usen los usuarios del metaverso e investiga cómo entrenar a la inteligencia artificial para que acompañe a los humanos desde un punto central en la acción.

Esta semana se ha celebrado en Madrid el Global Esport Summit, un congreso para profesionales de los videojuegos. Durante las jornadas Facebook aún se llamaba Facebook, por lo que la palabra “metaverso” aún no había aparecido en los titulares de todos los medios de comunicación. Eso no impidió que fuera uno de los temas centrales del foro.

“Es un nuevo mundo digital y creo que no queda ninguna duda de que es hacia donde vamos. La cuestión es a qué velocidad”, expuso en una de las charlas Oscar Soriano, responsable de la agencia Play The Game.

“Nos parece que es ciencia ficción, pero explicadme qué es Fortnite. Es un sitio al que yo voy a jugar, por supuesto, pero también puedo ver películas, ir a conciertos o socializar. Un amigo mío que vive fuera de España me contó que su hijo sigue en contacto con sus primos españoles gracias a Fortnite. Pero ¿qué pasa en el metaverso de Fortnite, por qué es imperfecto? Porque no podemos sacar las cosas de ahí. Mi yo digital no puede salir de Fortnite”, continuaba.

“Si yo juego a Fortnite, voy a la universidad y tengo un trabajo en el metaverso, no puedo mezclarlo, no es interoperable. Si lo fuera, mi yo digital podría recorrer el mundo y las ganancias que tenga en un sistema se podrían utilizar en otro”, explicaba Soriano.

Fortnite es uno de los modelos que se citan más frecuentemente al hablar de metaverso. Su desarrolladora, Epic Games, es una de las principales competidoras en esta carrera. Recientemente ha cerrado una ronda de financiación de 1.000 millones de dólares para dar forma al metaverso. Un 20% de esa cifra la ha puesto Sony, propietaria de PlayStation. Hay varios fondos de capital riesgo que están regando de millones iniciativas como esta.

La multinacional Nvidia, creadora del motor gráfico de muchos de los videojuegos más realistas, ha desarrollado un producto llamado “Omniverso” que sirve para lanzar simulaciones hiperrealistas de espacios físicos. BMW lo utiliza para recrear digitalmente una de sus factorías y ensayar los cambios en la cadena de producción antes de pasarlos a una de sus fábricas reales. El estudio de arquitectura Foster, para analizar los detalles como el impacto del viento en los edificios que proyectan.

Jensen Huang, CEO de Nvidia, defiende que estamos ante “las primeras piezas del metaverso temprano”. Su tecnología de simulación tiene capacidad para recrear esos mundos virtuales a los que apela Zuckerberg. “Al igual que en Internet, habrá espacios virtuales de todo tipo: algunos serán parques temáticos, otros laboratorios científicos, fábricas, edificios, ciudades o nuestra tierra entera”, afirma.

Con todo, existen muchas preguntas acerca del alcance de la jugada de Zuckerberg. No se puede pasar por alto que esta se produce en un contexto muy particular. Facebook era la quinta marca más valiosa del mundo, según Forbes, pero también era una identidad que había perdido todo su atractivo ante los jóvenes, según han revelado los documentos internos filtrados por la extrabajadora Frances Haugen.

Las revelaciones de Haugen han derivado en la mayor crisis reputacional de la corporación de Zuckerberg. La llevaron hasta el Senado de EEUU, donde denunció que “la empresa esconde información vital al público, al Gobierno de EEUU, a sus accionistas y a los gobiernos de todo el mundo”. Los informes confidenciales que ha filtrado indican que la empresa es consciente del efecto tóxico en la sociedad que tienen muchos de sus productos, pero que no ha hecho nada por evitarlo porque esa misma toxicidad hacía que ganara mucho dinero. Facebook dice que eso no es verdad y Zuckerberg, que la imagen que se ha dibujado de su compañía “es falsa”.

La era Facebook termina con su nombre implicado en graves casos de desinformación, discurso de odio, tráfico de seres humanos, potenciación de su capacidad adictiva en menores o incluso la acusación por parte de la ONU de haber jugado un papel en el genocidio rohingya. Con todo, su número de usuarios y sus beneficios nunca han parado de subir. La próxima década marcará si Meta y su metaverso son un punto y seguido o un punto y aparte en esas dos tendencias.

Zuckerberg hacia el metaverso: Facebook cambia el nombre de su corporación por “Meta”

Zuckerberg hacia el metaverso: Facebook cambia el nombre de su corporación por

La era de Facebook ha acabado este jueves. El testigo lo toma “Meta”. “A partir de ahora nuestra prioridad será el metaverso, no Facebook”, ha manifestado Mark Zuckerberg, que ha decidido cambiar el nombre de su corporación, una de las marcas mas reconocidas del planeta, para mostrar su convicción de que el futuro de Internet se encuentra en el metaverso.

Zuckerberg imagina el metaverso como una red inmersiva con grandes dosis de realidad virtual. Durante la presentación del nuevo nombre de su compañía, el magnate ha mostrado un mundo digital en el que se podrá trabajar, estudiar o realizar actividades de ocio a través de avatares personalizables y en espacios creados a medida por cada usuario.

“Cuando empecé con Facebook, solo escribíamos texto en las páginas web. Cuando conseguimos teléfonos con cámara, Internet se hizo más visual y móvil. Cuando las conexiones se hicieron más rápidas, el vídeo se convirtió en una forma más rica de compartir experiencias. Hemos pasado del escritorio a la web y al móvil; del texto a las fotos y al vídeo. Pero esto no es el final del trayecto”, ha asegurado.

“La próxima plataforma será aún más envolvente: una Internet personal en la que el usuario está dentro de la experiencia, no sólo mirándola como espectador. Lo llamamos metaverso, y afectará a todos los productos que construyamos”, explica.

Estos cambios darán más protagonismo dentro de la compañía a Horizon, su división de realidad virtual. La red social Facebook seguirá llamándose Facebook, pero la corporación que la engloba junto a WhatsApp, Instagram o la propia Horizon pasará a denominarse Meta.

Zuckerberg empezó a hablar del metaverso como una posibilidad real en 2019. En los últimos meses ha intensificado su defensa de esta tecnología hasta llegar al cambio de la corporación Facebook. No obstante, este también coincide con la mayor crisis de reputacional de su historia, superando incluso a la producida por el escándalo de Cambridge Analytica. Una de sus extrabajadoras, Frances Haugen, ha filtrado un gran cantidad de documentación interna sobre malas prácticas en Facebook derivadas directamente del afán de beneficios de Zuckerberg y el resto de su cúpula directiva.

Haugen ha suministrado información a 17 medios estadounidenses y al Senado del país, donde también ha acudido a declarar. “La empresa esconde información vital al público, al Gobierno de EEUU, a sus accionistas y a los gobiernos de todo el mundo”, denunció ante los congresistas. Los informes confidenciales que ha filtrado indican que la empresa es consciente del efecto tóxico en la sociedad que tienen muchos de sus productos, pero que no ha hecho nada por evitarlo porque esa misma toxicidad hacía que ganara mucho dinero.

“En el centro de estas historias hay una premisa que es falsa”, manifestó una portavoz de Facebook en un comunicado enviado a elDiario.es. “Sí, somos una empresa y obtenemos beneficios, pero la idea de que lo hacemos a expensas de la seguridad o el bienestar de las personas malinterpreta cuáles son nuestros intereses comerciales”, expone la compañía.

“Estamos viendo un esfuerzo coordinado para utilizar selectivamente documentos filtrados para dibujar una imagen falsa de nuestra empresa”, ha denunciado esta semana Mark Zuckerberg. No obstante, esa supuesta campaña no ha afectado por el momento a sus beneficios, puesto que en los resultados de su tercer trimestre Facebook ha anunciado unas ganancias un 62% mayores a las que tuvo en el mismo período de 2020.

El cambio de nombre de Facebook ha venido acompañado de una serie de anuncios que apuntan que Zuckerberg está dispuesto a apostar el futuro de su compañía a la evolución del metaverso. Uno de ellos ha sido la contratación de 10.000 trabajadores en Europa para construir esta nueva tecnología.

Esos 10.000 nuevos empleados doblarán los trabajadores que la multinacional tiene actualmente en Horizon. La división del metaverso sumará aproximadamente un 40% de los empleados de la corporación. El objetivo de Zuckerberg es que adelantarse a sus competidores y conseguir que Facebook sea tan troncal en esa nueva red como lo es en el actual Internet.

Tal y como lo imagina Zuckerberg, el metaverso necesitará de dispositivos especiales para conectarse a él. Las pantallas quedarán en el pasado.

En septiembre Facebook sacó a la venta unas gafas para empezar a moverse en esa línea. Pueden grabar todo lo que sucede alrededor de la persona que las lleva. Su función es ser una herramienta más para tomar las fotos, vídeos y ubicaciones que compartir después en sus redes sociales. No obstante, el plan de la compañía es que incorporen herramientas de realidad aumentada, como un asistente virtual especializado en interpretar información desde el mismo punto de vista de una persona.

Para entrenar esa inteligencia artificial, Facebook hace dos semanas un proyecto en el que ha estado trabajando con 13 universidades del mundo. Lo llama Ego4D (de visión egocéntrica, por utilizar el punto de vista en primera persona) y su objetivo es enseñar a las máquinas a interactuar con el mundo real no como observadoras, como hasta ahora se han desarrollado, sino con un rol central en la acción. Según expuso la compañía, su meta es que el asistente vaya incorporado en las gafas u otra tecnología que se lleva puesta y que pueda ser efectivo en estos cinco campos:

Facebook está dedicando grandes recursos a su apuesta del metaverso y la tecnología que sustentará su supuesta expansión. Su fundador ha afirmado en la presentación de su nuevo nombre que “el metaverso se construirá con la seguridad y la privacidad en el centro”, pero solo el tiempo dirá si los usuarios compran esta nueva apuesta.

Facebook cierra su etapa con casi 3.000 millones de usuarios, casi la mitad de la población mundial. El sueño de Zuckerberg es que Meta llegue a la otra mitad.

El aumento del gasto publicitario online dispara los beneficios de Alphabet y Google

El aumento del gasto publicitario online dispara los beneficios de Alphabet y Google

El aumento del gasto publicitario en internet que las empresas están llevando a cabo con el fin de las restricciones por la covid-19 en gran parte del mundo ha disparado los beneficios de Alphabet, la firma matriz de Google: la multinacional ha revelado que tuvo unas ganancias de 55.391 millones de dólares entre enero y septiembre, más del doble de los 25.042 millones de beneficios conseguidos durante el mismo período de 2020.

La empresa del buscador online más usado del mundo facturó durante los primeros nueve meses del año 182.312 millones, en su inmensa mayoría provenientes de la publicidad, muy por encima de los 125.629 ingresados entre enero y septiembre de 2020. Por su parte, los inversores de Alphabet se embolsaron durante los pasados nueve meses 82,76 dólares por título, frente a los 36,69 de hace un año.

La firma con sede en Mountain View (California, EEUU) vio cómo aumentaba la facturación en todos sus segmentos de negocio, y en paralelo aumentó la inversión con un incremento de la deuda a largo plazo, que pasó de los 13.932 millones de finales del año pasado a los 14.288 actuales.

La mayor fuente de ingresos de Alphabet es la venta de espacios publicitarios en sus distintas plataformas en línea, que supone más del 80% del total de las ventas. A su vez, dentro del segmento publicitario, los ingresos derivados por anuncios a través de Google son los más elevados (37.926 millones en el último trimestre), aunque los provenientes del portal de videos YouTube, también de su propiedad, están ganando cada vez más terreno.

Al margen de la publicidad, la empresa también recauda dinero a través de su plataforma de computación en la nube, Google Cloud, que en los pasados tres meses aportó 4.990 millones de dólares a las arcas de la compañía. Por mercados, Estados Unidos es la principal fuente de ingresos de Alphabet (46% del total), seguido de la región comprendida por Europa, Oriente Medio y África.

“Hace cinco años detallé nuestra visión para ser una compañía que prime la inteligencia artificial. Los resultados de este trimestre demuestran que nuestras inversiones en esa área nos están permitiendo construir productos más útiles para la gente y para nuestros socios”, indicó al presentar las cuentas el consejero delegado de Alphabet, Sundar Pichai.

Alphabet presentó resultados justo dos días antes de que salgan al mercado sus nuevos teléfonos móviles Pixel 6 y 6 Pro este jueves, a un precio de 599 y 899 dólares, respectivamente, significativamente por debajo del de modelos similares de la competencia. Ambos teléfonos parten de una base de 128 GB de almacenamiento que puede aumentarse hasta 256 GB en el caso del Pixel 6 y hasta 512 GB en el del Pixel 6 Pro, y tienen una memoria RAM de 8 GB y 12 GB respectivamente.

Por primera vez, los móviles de Google vienen equipados con un chip de fabricación propia, Tensor, diseñado específicamente para explotar al máximo las posibilidades de la inteligencia artificial (IA), sobre todo en los campos de la fotografía y el reconocimiento de voz.

Los buenos resultados de Alphabet, sin embargo, no terminaron de convencer a los inversores en Wall Street. Las acciones de la multinacional apenas subieron un 1,35% hasta los 2,749 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués neoyorquinos.

Una nueva ola de filtraciones de malas prácticas golpea a Facebook mientras bate su récord de beneficios

Una nueva ola de filtraciones de malas prácticas golpea a Facebook mientras bate su récord de beneficios

Facebook anunció este lunes que tanto sus beneficios como su número de usuarios están disparados. Entre enero y septiembre de este año Facebook ganó 29.085 millones de dólares netos, un 62% más que en el mismo período de 2020. La inmensa mayoría de sus ingresos provienen de su negocio publicitario, apoyado en los anuncios que distribuye entre los casi 3.000 millones de personas que se conectan a sus servicios al menos una vez al mes, así como de los datos personales que extrae de ellos para que los anuncios se los muestren otras plataformas.

La comunicación de resultados trimestrales coincide con otra ola de informaciones sobre malas prácticas en la compañía que un consorcio de 17 medios estadounidenses comenzaron a publicar el pasado viernes. La nueva avalancha de revelaciones está basada en documentación interna suministrada por Frances Haugen, la extrabajadora de Facebook que compareció hace dos semanas para dar pruebas de todo ello al Senado de EEUU y que este lunes hizo lo mismo en el Congreso británico.

La nueva serie de publicaciones se denomina “los papeles de Facebook” e incide en todo aquello que apuntaba la serie de artículos publicados por el Wall Street Journal a principios de octubre: Facebook ha priorizado su beneficio económico a la seguridad de sus usuarios o la higiene social de sus plataformas. Mark Zuckerberg, CEO y fundador de la compañía, alega que todo es una “campaña coordinada” para dañar la imagen de su empresa.

A lo largo de los años la corporación se ha enfrentado a una serie de decisiones en las que debió elegir entre hacer menos adictivas sus redes sociales (es propietaria de WhatsApp o Instagram) y limitar sus efectos tóxicos, o mirar hacia otro lado mientras seguía explotando su gallina de los huevos de oro. La denuncia de Haugen, que los 17 medios han completado con nuevas entrevistas a otros trabajadores y más datos filtrados, es que la multinacional escogió sistemáticamente la segunda opción.

Muchas de las nuevas revelaciones tienen que ver con las prácticas de Facebook fuera de EEUU. La inmensa mayoría de sus usuarios no se encuentran en el país, pese a lo cual la multinacional destina más recursos a combatir la desinformación y el discurso del odio en su país de origen que fuera de él. Esto hace que sus moderadores no puedan detectar contenidos terroristas o incitaciones a la violencia que no se producen en inglés, según ha publicado Associated Press.

Pero los papeles de Facebook también le imputan responsabilidad en casa, con varias publicaciones centradas en su papel en el asalto al Capitolio del 6 de enero. Empleados de Facebook avisaron a la cúpula de que el ambiente entre los partidarios de Donald Trump en la plataforma se estaba calentando mucho ante las repetidas denuncias de fraude electoral del magnate republicano. Mark Zuckerberg no solo no actuó, sino que desactivó algunas de las medidas de protección que había instaurado antes de las elecciones, según el New York Times. Facebook no bloqueó la cuenta de Trump hasta después del asalto.

La nueva documentación interna que ha salido a la luz incluye datos que analizan la posición de dominio del mercado de Facebook desde el punto de vista de la compañía (publicada por Politico) o su reconocimiento de que está perdiendo a toda una nueva nueva generación de usuarios jóvenes y que debe actuar para atraerlos a sus servicios si no quiere perder fuerza frente a sus competidores (revelado por The Verge).

“En el centro de estas historias hay una premisa que es falsa”, asegura una portavoz de Facebook en un comunicado enviado a elDiario.es. “Sí, somos una empresa y obtenemos beneficios, pero la idea de que lo hacemos a expensas de la seguridad o el bienestar de las personas malinterpreta cuáles son nuestros intereses comerciales”, expone la compañía.

“Este año vamos a gastar 5.000 millones de dólares en seguridad y tenemos más de 40.000 personas contratadas para hacer un trabajo: mantener a la gente segura en Facebook”, concluye. En declaraciones a la NBC, Zuckerberg ha expuesto que las críticas no son “de buena fe”: “Estamos viendo un esfuerzo coordinado para utilizar selectivamente documentos filtrados para dibujar una imagen falsa de nuestra empresa”.

La multinacional atraviesa su peor crisis reputacional desde el escándalo de Cambridge Analytica. Desde las primeras publicaciones hace un mes por parte del Wall Street Journal sus acciones han estado cayendo de forma contenida, aunque es cierto que su valoración había estado creciendo vigorosamente desde febrero de este año. Este martes volvía a caer un 5%, tras crecer un 5% este lunes tras anunciar sus buenos resultados en términos económicos.

La situación podría derivar incluso en un cambio de nombre por parte de Facebook. La red social Facebook seguiría denominándose igual, pero la corporación que incluye a WhatsApp e Instagram cambiaría su imagen comercial en un intento de dar más fuerza a su apuesta por el metaverso, una suerte de evolución de Internet en el que la realidad virtual juegue un importante papel.

La empresa reveló que este año planea invertir por lo menos 10.000 millones de dólares en su departamento Reality Labs, la división dentro de la firma encargada de desarrollar el proyecto de metaverso. La semana pasada anunció que contratará 10.000 empleados en Europa para desarrollar esta nueva tecnología.