El sector turístico da la Semana Santa por perdida y reclama ayudas ante una situación agónica que se alarga dos años

El sector turístico español tiembla ante la posibilidad de perder otra Semana Santa y todos los indicadores avanzan en esa dirección. El pasado año la llegada del coronavirus paralizó el país durante meses y parece que esta Semana Santa tampoco será diferente, lo que puede ser la ‘puntilla’ para un sector que ya estima unas pérdidas de miles de millones para este año y el cierre de miles de negocios.