El Supremo anula el toque de queda y la limitación de las reuniones sociales en Baleares por no ser proporcionales

Dice que las CCAA pueden restringir derechos fundamentales sin estado de alarma, pero acreditando que son indispensables para la salud